RADIO DEL COFRADE

RADIO DEL COFRADE
100% ILICITANA

viernes, 21 de abril de 2017

Las aleluyas llenarán el cielo de Elche de color



Las aleluyas llenarán el cielo de Elche de color
Los quioscos y papelerías empiezan a repartir las estampas que marcan la última procesión de la Semana Santa ilicitana

José A. Mas 07.04.2017 | 23:09
Las aleluyas, en una papelería ilicitana.
Las aleluyas, en una papelería ilicitana. antonio amorós
La Procesión de las Aleluyas de Elche es, junto con la del Domingo de Ramos, una de las más antiguas de la ciudad, y tiene entre sus principales características el lanzamiento de las aleluyas, que ya se pueden adquirir en las papelerías y quioscos de la ciudad. «La gente nunca falla. Todos los años hacemos las mismas y siempre se venden», explicaba ayer Marga Segarra, desde el mostrador de su papelería, donde despachaba paquetes llenos de aleluyas.

Las aleluyas son pequeñas estampas de varios colores en las que se imprimen imágenes de Semana Santa así como ilustraciones alusivas a la celebración. «Nosotros vendemos las de siempre, y otras ilustradas por Pepa Ferrández», explicó Marga Segarra.

Las aleluyas se lanzan desde los balcones y terrazas de las casas por los propios ilicitanos, cuando pasa la procesión. De esta forma, el cielo de Elche se llena de colorido con una lluvia especial que se hace más intensa cuando pasan las imágenes del Cristo Resucitado y la Virgen de la Asunción.

«Por muchas que tengas siempre se acaban, y te quedas con ganas de tirar más», explicaba ayer María Antón, que acababa de comprar aleluyas para sus nietos en uno de los quioscos del centro de Elche. «Es una tradición que pasa de padres a hijos, y así tiene que seguir siendo», apuntaba esta vecina.

«Yo suelo comprar cada año para toda la familia», explicaba el vecino Antonio Pérez, a la vez que decía que «suelo esperar a la semana que viene, cuando se aproxima el Domingo de Resurrección, y las tiramos desde el balcón de casa, por donde pasa la procesión».

Y es que los ilicitanos son una parte esencial de esta celebración, ya que son los propios vecinos los que lanzan las aleluyas al paso de una procesión que capta la atención de numerosos turistas, que siempre se van de la ciudad con alguna aleluya en el bolsillo. También es habitual ver aleluyas por el recorrido de la procesión pasados varios meses del día del Domingo de Resurrección, ya que quedan atrapadas en rincones de donde van saliendo poco a poco al cabo del año.

Al igual que la palma blanca, la tradición ilicitana de las aleluyas también se exporta. En este sentido, las papelerías reciben encargos de otras poblaciones de la provincia y de otras regiones españolas, que buscan llenar el cielo de color durante el Domingo de Resurrección, como sucede en Elche.

(NOTICIA Y FOTO PUBLICADA POR EL DIARIO INFORMACIÓN)

No hay comentarios:

Publicar un comentario