RADIO DEL COFRADE

RADIO DEL COFRADE
100% ILICITANA

domingo, 5 de abril de 2015

Emotiva noche de encuentros

Emotiva noche de encuentros Procesión de La Caída FOTOS FOTOGALERÍA Preparativos de la procesión de la Caída, una de las que recorrió Elche durante la jornada de ayer. / Daniel Madrigal La Caída, la Verónica, Desolata, el Calvario y Cristo del Perdón protagonizan la jornada. La Virgen titular de la Lanzada procesionó bajo palio por segundo año consecutivo y estrenó una diadema de plata con distintos motivos locales DAVID SEVILLA ELCHE 1 abril 2015 La semana de Pasión vivió ayer en Elche una jornada en la que los encuentros, como de costumbre, captaron la atención de cientos de espectadores. El primero de ellos fue el protagonizado por las cofradías de la Caída y de la Verónica, el más antiguo de cuantos tienen lugar en la Semana Santa ilicitana, en una Plaça de Baix llena de público que se emocionó una vez más con las reverencias entre ambos tronos al ritmo de la Marcha Real. Una hora después, el Cristo del Perdón y la Mater Desolata llevaron a cabo un encuentro que la pasada Semana Santa recuperaron después de que se dejara de hacer en 2008. Un momento que tuvo lugar en el cruce entre las calles Marqués de Asprillas y Reina Victoria, y que fue nuevamente emotivo, ya que contó con la INTERPRETACIÓN de saetas dedicadas al Cristo y poesías a la Virgen. LA LANZADA La jornada, del mismo modo que el lunes, destacó por las agradables temperaturas. Un calor ambiental que sufrió la hermandad de La Lanzada, ya que fue la primera en comenzar su estación de penitencia, a las 18.20, por lo que tuvo que proveer de líquido a sus integrantes. El cortejo procesional abría paso desde la parroquia de San Juan al imponente paso de misterio portado por más de medio centenar de costaleros. Al Cristo de las Penas le siguió María Santísima del Dulce Nombre que, por segundo año, avanzó bajo su palio por las calles del Raval portada por una cuadrilla de más de una treintena de mujeres. Una Virgen que ayer presentó una novedad, ya que estrenó una corona de plata de ley en la que, además de distintos motivos ilicitanos, incluye los emblemas de la hermandad, del Misteri, de la congregación de las Carmelitas, de la ciudad y una reproducción en marfil del padre Palau. Una hora después realizó su salida la cofradía de La Caída. Un camino de ida y vuelta a la parroquia de San José que tuvo su punto más emotivo en la cuesta de la calle Santa Ana. Lugar en el que año tras año se congrega una gran cantidad de gente para ver tanto el paso de misterio como el palio. Una procesión que ayer vivió un cambio de recorrido, ya que, después del encuentro con la Verónica en Plaça de Baix, la cofradía continuó su recorrido por el Carrer Desamparats para acortar el camino de vuelta. La música cofrade y el incienso impregnaban ya el centro de la ciudad cuando a las 20.00 comenzó su estación de penitencia la hermandad de El Calvario. Un recorrido de ida y vuelta a la parroquia de El Salvador que se caracterizó un año más por el saber hacer del medio centenar de costaleros y costaleras quienes, en un perfecto zig-zag esquivando los carteles de los COMERCIOS, fueron callejeando por vías céntrica. Además, la Virgen estrenó una diadema de plata y las dos marías lucieron nuevo vestuario. La cuarta en realizar su salida fue la cofradía de la Verónica. Cerca de 90 costaleras portaron una imagen que salió ayer en procesión tras su reciente restauración, sobre todo en la policromía de las manos y la cara. Además, los bordados del manto y del VESTIDO también pasaron previamente por el taller de costura. (NOTICIA Y FOTO PUBLICADA POR EL DIARIO LA VERDAD)

No hay comentarios:

Publicar un comentario